“Haz lo que puedas”

ARCHIV - Ein Patient liegt am 09.09.2009 auf der Intensivstation in der Universitätsklinik Köln. Auf der kardiologischen Station in dem Krankenhaus werden überwiegend Patienten mit Herzproblemen und nach Herzinfarkten behandelt. Foto: Oliver Berg dpa/lnw (zu dpa-Reportage vom 26.11.)  +++(c) dpa - Bildfunk+++

“Lo siento mucho, haz lo que puedas” fueron, según el Diario La Opinión de Málaga, las palabras que el Gerente del Hospital Clínico le respondió a la Enfermera cuando ésta le informó que 36 pacientes eran excesivos para una profesional sóla sin experiencia previa.

“Haz lo que puedas” es la frase que mejor resume la situación de muchos compañeros y compañeras este verano (y tantos otros) en los que las sustituciones hacen trabajar en mínimos (minúsculos podría decirse) en las salas de hospitalización, muy por encima de su experiencia y capacidades.

“Haz lo que puedas” destruye de un plumazo todo lo promulgado en las administraciones sobre calidad y seguridad del paciente, sobre satisfacción del profesional y sobre la ahora tan de moda humanización de los cuidados (ha tenido que venir Gabi Heras y fustigar nuestra conciencia profesional y personal para darnos cuenta que la parte técnica es importante, pero la humana también)

 

Pero “Haz lo que puedas” implica muchos más significados

“Haz lo que puedas” significa “tu situación no es especial, esto ya lo hemos vivido con anterioridad y no ha pasado nada”

“Haz lo que puedas” significa “pasa como puedas el turno y no hagas ruido”

“Haz lo que puedas” significa  “sé que va a ser duro, pero es lo que hay”

“Haz lo que puedas” significa “tengo muchos problemas en el hospital y esta situación no es prioritaria”

“Haz lo que puedas” significa  “Hasta luego Lucas, me voy a cenar y mañana me cuentas”

“Haz lo que puedas” significa “me paso por el arco del triunfo los criterios esenciales de calidad de cuidados al paciente y la seguridad en la administración de tratamientos ”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Puedes descargar este cuestionario de autoevaluación de utilización de los medicamentos en los Hospitales haciendo click aquí.

Esta es la presentación que encontramos en la web del Hospital, firmada por el mismo gerente que dijo, según el diario,  “Lo siento mucho, haz lo que puedas”

 

Bienvenidos /as a la página web del Hospital Regional de Málaga, centro perteneciente al Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Nuestra MISIÓN es prestar servicios sanitarios especializados a todos las personas que libremente nos elijan, ofreciendo una atención de calidad centrada en el paciente y usuario.

La calidad, basada en la mejora continua, la eficiencia, la amabilidad y la responsabilidad, junto con la transparencia, son valores que están presentes en nuestra actividad.

Seguir innovando en técnicas y procedimientos asistenciales y de gestión, así como seguir impulsando la investigación y formación entre los profesionales son elementos necesarios para seguir avanzando en el desarrollo profesional y personal como única vía posible para asumir nuestro reto ante la sociedad.

Una sociedad que demanda un trato más humano y personalizado, que necesita participar en las decisiones que se tomen en materia de salud, y ante la que los profesionales tenemos que dar respuestas que mejoren la accesibilidad y las necesidades de información.

Nuestra VISIÓN es afianzarnos como referente asistencial, tecnológico y docente, donde la ciudadanía perciba que su salud y su bienestar son lo primero, y donde los profesionales se sientan partícipes de las metas y objetivos del centro.

Gracias a las herramientas que nos proporcionan las nuevas tecnologías, les invitamos a continuar su visita por nuestra web, un espacio de relación e información que facilita el conocimiento sobre nuestra organización y sobre algunos aspectos de interés para la ciudadanía, profesionales, empresas e instituciones.

Un cordial saludo y gracias.

Dirección Gerencia
Hospital Regional de Málaga

“Haz lo que puedas” significa, sobre todo, imposibilidad de resolver la situación, asumiendo los riesgos que para el paciente y el profesional implica estar a cargo de 36 pacientes. “Haz lo que puedas” significa, al fin, impotencia.

Pese a ello, la compañera hizo lo que pudo. Podría haberse negado, abandonar el barco nada más llegar y ver la situación (total, la sanción que le impusieron hubiese sido la misma si argumentaba ansiedad o enfermedad y renunciaba al contrato al día siguiente). Pero no. Creyó que su deber era permanecer en su puesto de trabajo, atender a los pacientes como mejor pudiera, siendo consciente del enorme estrés que iba a soportar en aquella guardia donde explica que «Me pasé toda la noche rezando para que ningún paciente sufriese una crisis. Era un sin vivir. Ni siquiera supe reaccionar cuando falleció uno de ellos»

Es magnífico que nuestros gerentes y directivos se vuelquen cada vez más en la calidad de los cuidados, con jornadas de humanización y encuestas de satisfacción, pero estas situaciones, más habituales de lo que creemos, contradicen punto por punto las amables frases enlatadas de las web de los Hospitales.

“Haz lo que puedas” no es humanizar.

“Haz lo que puedas” no es excelencia de cuidados.

“Haz lo que puedas” no es calidad ni seguridad.

“Haz lo que puedas” no es ser buen gestor.

“Haz lo que puedas” es poner en riesgo al paciente.

“Haz lo que puedas” es la frase que ningún gerente debería pronunciar, ni ningún profesional sanitario escuchar.

elenfermerodelpendiente

@uciero

Puedes leer más sobre este tema en estos blogs enfermeros, muy recomendables:

La Comisión Gestora “El laberinto Enfermero del Fauno”

Nuestra Enfermeria “Enfermeras de comienzos duros y entornos hostiles”

Enfermeria de escombro: blog de referencia de Enfermeria en Catástrofes

Fuente: www.cartagenaactualidad.com

Hola de nuevo ucieros

hoy quiero compartir con vosotros el descubrimiento de un interesante blog que recopila numerosas actividades y recursos para Enfermería en Catástrofes, llamado Enfermeria de Escombro.

escombro1111

 

En él podemos encontrar numerosos recursos muy actuales sobre actividades en catástrofes y Emergencias dirigidos específicamente al colectivo de Enfermería, en libre descarga.

escombro1

Dentro de los interesantes recursos disponibles se encuentran enlaces a los centros de avisos de Desastres de la ONU y otros organismos, y las últimas ediciones de las Guias de actuación en Catástrofes, por ejemplo la Guia NICE de atención al trauma grave, en su edición 2016.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin duda, pese a su juventud, el blog enfermeríadeescombro está destinado a ser referente en la Enfermeria de Urgencias, Emergencias y Catástrofes.

Desde aquí mi enhorabuena por el trabajo de recopilación y difusión de conocimiento enfermero.

Elenfermerodelpendiente

@uciero

 

Manejo de Reservorio Subcutáneo para Enfermeria

www.mercyangiography.co.nz

Hola de nuevo ucieros!!

En nuestra Unidad de críticos, eminentemente quirúrgica, tiene un alto porcentaje de pacientes oncológicos que, en muchas ocasiones, son portadores de Reservorios Venosos Subcutáneos.

Es por ello que he considerado realizar una entrada de repaso sobre el manejo de estos dispositivos para Enfermería.

En primer lugar comparto la Guía para el Paciente de Osakidetza, muy ilustrativa para quienes deben portar este tipo de dispositivos, e introductoria para los profesionales que los desconozcan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Puedes descargar esta guía haciendo click aquí

La compañera Cristina Quesada Ramos, Diplomada en Enfermería en la UCIP y Unidad Neonatal del Hospital de Cruces. Baracaldo (Bizkaia) realizó un magnífico capítulo para el Tratado de Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales que ya hemos referenciado en más ocasiones en este blog.

En esta ocasión se realiza una revisión exahustiva de los catéteres reservorio y los catéteres tunelizados tipo Hickman, con los cuidados de Enfermería necesarios en cada uno.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Muy recomendable. puedes acceder al artículo haciendo click aquí.

También os comparto un completo artículo publicado en la Revista del Colegio de Ciudad Real en 2012 por los compañeros Enfermeros Ismael Ropero Perona y Raquel Garcia Tascón, que hace referencia a los cuidados de este tipo de dispositivos

En este artículo se incluyen una serie de tablas sobre recomendaciones de cambios de apósitos y grippers muy interesante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Puedes acceder a este artículo haciendo click aquí

Comparto por último una magnífica guía, muy visual y con numerosas fotografías, de la web del Sistema Asturiano de Salud

En ella podeos encontrar además de información sobre cuidados y complicaciones del reservorio, imágenes detalladas de una punción con Gripper. Muy recomendable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Puedes descargar esta Guia haciendo click aquí

Espero que toda esta información os sea de utilidad

 

elenfermerodelpendiente

@uciero

 

 

Capnografia para enfermeria

Monitorizacion-paciente-Unidad-de-Cuidados-Intensivos

Hola de nuevo ucieros!

a falta de muy poco para que os pueda presentar nuevos proyectos del blog, hoy os traigo una nueva entrada referida a la capnografía en el paciente crítico, .

La capnografía es una monitorización no invasiva complementaria a la pulsioximetría, ya que esta valora la oxigenación, y mediante la capnografía se analiza la ventilación del paciente, midiendo el dióxido de carbono exhalado. Además, puede valorar la perfusión y el metabolismo del paciente en algunos casos permitiendo añadir una mayor objetividad, fiabilidad y rapidez diagnóstica a la atención del paciente crítico.

Este texto está extraído de un recomendable trabajo ”USO DE LA CAPNOGRAFÍA EN URGENCIAS” MONITORIZACIÓN EN EL PACIENTE CRÍTICO , que tiene como autora a María Angustias Morales Carbonell y está incluida en el Curso Experto Universitario en Atención al Trauma Grave (2012/13) ISBN 978-84-7993-820-8 , editado por la  Universidad Internacional de Andalucía .

En él podemos encontrar una completa definición de las indicaciones de la capnografia y numerosas tablas y explicaciones gráficas actualizadas (el material es de 2013)

Monitorizacion-paciente-Unidad-de-Cuidados-Intensivos2

Los infogramas incluyen los mecanismos de producción y eliminación de CO2 y las diferentes curvas que podemos observar en el monitor para determinar si la medición es fisiológica o contiene algún elemento que artefacto la lectura.

 Monitorizacion-paciente-Unidad-de-Cuidados-Intensivos22Monitorizacion-paciente-Unidad-de-Cuidados-Intensivos222

Un documento realmente recomendable que puedes descargar y compartir bajo licencia Creative-Commons haciendo click aquí.

Espero que os sea de utilidad

elenfermerodelpendiente

@uciero

Manejo de cánulas de traqueostomía para Enfermeria

traqueo23

Hola de nuevo ucieros!

tras la resaca del 12 de mayo, Dia de la Enfermería, con sobredosis de post invitados en la iniciativa #12Visibles12M ( ya he dicho y repetido mil veces que el mérito es de los que escribieron los magníficos post ofreciendo su visión de nuestra profesión y de Fernando Campaña @ferenfer por ser el padre de la criatura) volvemos a la carga con una revisión del manejo de las cánulas de traqueostomía en Enfermería.

 

Recientemente tuve el placer de participar en la reunión de la Sección de Enfermeria de la Sociedad Española de Anestesia y Reanimación (SEDAR) invitado por Fina Monzón (@finursing) y acompañando a grades cracks del mundo 2.0 Olga Navarro (@tekuidamos) Concha Zaforteza o @cuidandoneonato.

fina

La reunión se celebró en el Hospital la Fe de Valencia y entre las ponencias, todas muy interesantes, destacó el póster que presentaron los compañeros del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria (Tenerife) Cabello González.O y Tauroni Hernández.M.,  Enfermeros de la Unidad de Anestesiología y Reanimación

Puedes descargar el Poster en este enlace:

Póster_SIC-003E_TQ_Final (2)

En él podemos encontrar de manera muy gráfica e intuitiva los procedimientos que enfermería debe conocer para progresar en el proceso de decanulación en un paciente traqueostomizado, teniendo en cuenta si el neumotaponamiento debe o no estar deshinchado al comer, al colocar una cánula fenestrada para iniciar la fonación etc.

Hace algún tiempo ya hablamos del manejo por parte de enfermería de las cánulas de traqueostomía, en un post en el blog , y también comentamos el proceso de decanulación y la importancia de estos conocimientos por parte de Enfermería.

En este caso, los compañeros enfermeros autores del póster añaden un interesante cuadro que debería estar presente en todas las unidades que tengan a su cargo pacientes con traqueo. Enhorabuena.

traqueo2

Espero que os sea de utilidad

elenfermerodelpendiente

@uciero

#12Visibles12M: Juan, el guerrero número 13

dXlM0MFP

Hola de nuevo ucieros, y disculpadme si no os he saludado en todo el día… mandaban los autores de los post invitados, verdaderos protagonistas de esta iniciativa, junto al gran Fernando Campaña, artífice de la idea.

Como guinda a este día, a la cantidad de amigos que habéis pasado a visitar este blog y a compartir vuestras experiencias y sentimientos, hemos querido invitar a quien, desde mi punto de vista de enfermero de a pie, inmerso en el mundo de las Redes Sociales y blogs, más está haciendo porque este colectivo aletargado despierte.

Para quien no conozca a Juan F Hernández Yáñez (@juherya) sólo les contaré que es, desde mi punto de vista, un Quijote contemporáneo contra molinos de viento vintage , a los que poco a poco la profesión va arrinconando en su soledad ególatra, tan distantes del servicio a los demás que la mayoría de enfermeros consideramos como seña de identidad.

Por eso, por ser el mejor baluarte de la #enfermeriavisible que tanto añoramos, es tal vez el mayor merecedor de cerrar una iniciativa como ésta, donde queremos visibilidad y proyección como profesión.

No hay doce sin trece

por Juan Hernández Yañez @juherya

Agradezco vivamente el ofrecimiento de Fernando e Isidro para aportar este modesto post número 13 dentro de la iniciativa #12visibles12M. Es una magnífica oportunidad para compartir un par de cosas que he ido aprendiendo en los últimos meses, relacionadas con la visibilidad de la Enfermería.

La primera es que para tener visibilidad hay que tener presencia. No puede uno quedarse encerrado en casa, trajinando con nuestras cosas (sin duda muy importantes), y quejarnos luego porque no tenemos “visibilidad”.

Formar comunicadores es abonar el terreno para que puedan crecer líderes. La incorporación de habilidades y herramientas de comunicación debería ser una asignatura obligatoria en las facultades de Enfermería. Y, desde luego, formar parte del núcleo esencial de los programas de aprendizaje continuo que los colegios, asociaciones o sociedades científicas desarrollan y financian (salvo que precisamente lo que quieran evitar sea que emerjan nuevos líderes para salvaguardar sus viejas, pazguatas hegemonías formales).

En segundo lugar, tener presencia es tener voz, es decir, tener discurso. No basta con repetir fuera lo que se consume dentro, por bonito que parezca y bien que nos suene: hay que generar discurso social, construido a partir no tanto de lo fundamental que resulta lo que ya hacemos, sino de lo prometedor que resulta todo lo que podríamos hacer.

Y en tercer lugar, de nada vale tener presencia y voz si no se tiene imagen. Cuando abordo este tipo de cosas hay algún personal que se me mosquea: “no somos un producto a la venta”, “lo que importa es la esencia, no la apariencia” y ese tipo de cosas que ya conocéis (y que igual alguno compartís).

#EnfermeriaVisible

Yo creo que estos argumentos, además de endebles, son interesados (“zona de confort”) y a veces esconden una cierta falta de seguridad, incluso de autoestima: producto casi inevitable de la vergüenza (propia) que se experimenta ante la imagen oportunista, desabrida y desprofesionalizada de la Enfermería que proyectan unos liderazgos tóxicos, tantos años en un poder ineficaz, omnímodo y sin controles, distorsionando la esencia cooperativa, comprometida y responsable de vuestra querida profesión.

vm3

Es una tarea de años y nada sencilla, pero un delicioso reto, tratar de construir una potente imagen social a partir de unos pocos rasgos intrínsecamente característicos de la Profesión de Enfermería del Siglo XXI que teniendo un potencial tan inmenso suelen pasar inadvertidos entre tanta exaltación de esencias y señas identitarias. Me refiero, por ejemplo:

  • A su gran capacidad para dejar hablar, escuchar y entender a las personas, algo que la diferencia radicalmente de otras profesiones sanitarias donde sigue predominando una conducción asimétrica y jerárquica del encuentro entre profesional y paciente.

 

  • A su disponibilidad cultural para establecer el campamento base dentro de la comunidad, sin limitarse a esperar tras una mesa a que sean las personas con problemas generalmente ya enquistados quienes acudan “a demanda” a las  consultas y despachos.

 

  • Al inagotable acúmulo de habilidades y capacidades gestoras que se ha ido generando, enfermera a enfermera, unidad a unidad y día a día, en el rol de coordinadores de recursos humanos y materiales, una expertise negada, casi incógnita, pero sin la cual los centros sanitarios más complejos no se sostendrían ni un solo día.

 

  • A su inmenso potencial, prácticamente inexplotado, como sensor inteligente en la detección de deficiencias, malas prácticas y negligencias asistenciales que comportan riesgos para la seguridad de los pacientes y, al tiempo, ruinosas fugas de eficiencia económica en las organizaciones sanitarias.

 

  • A su vocación, o al menos disponibilidad probada, para cubrir algunas áreas que más intensamente deja desatendidas la Medicina, pero en las cuales los sistemas públicos de salud se están jugando ya buena parte de su viabilidad futura: atención comunitaria o asistencia geriátrica entre ellas.

¿Tenemos hoy y aquí esa enfermería capaz de afirmarse dentro de estas señas de identidad? No o no del todo, según se vea el vaso medio vacío o medio lleno. Es aún largo el camino por recorrer y el tiempo empieza a agotarse, así que hay que ponerse a ello, empezando por ajustar cuentas con ciertos viejos paternalismos desmovilizadores. Y, como siempre se dice pero casi nunca se hace, perforando con decisión el túnel que unirá el 2.0 con el 1.0.

Es paradójico: mientras que la Enfermería encarna tantísimas cosas de las que más admiro en una profesión, sus dirigentes actuales representan todo lo que aborrezco desde un punto de vista ético (y hasta estético). Sin duda hay que actualizar los liderazgos y discursos del siglo XX para poder volar en el XXI. Muchos ánimos y un fuerte, fuerte abrazo para todxs.

Juan F. Hernández Yáñez.

Sociólogo.

 

 

 

 

#12Visibles12M: Fátima Rodríguez, una mirada desde América.

904 (1)

Hace algún tiempo que sigo con interés lo que Fátima redacta desde Venezuela en su blog hagamos enfermería. Comparte experiencias enfermeras y nos muestra una realidad que tal vez dista un poco de la realidad española, pero bien es cierto que los profesionales de enfermería del continente americano muestran nuestro mismo entusiasmo por la profesión. Un buen ejemplo es esta mirada que nos ofrece Fátima.

Espero que os guste tanto como a mi.

 

Soy enfermera, y no soy invisible!

por Fátima Rodríguez, autora del blog http://www.hablemosdeenfermeria.blogspot.com


¿La presencia de los enfermeros en la red es la clave para lograr una mayor visibilidad en nuestra profesión?

He querido comenzar mis palabras de reflexión con esta pregunta debido a lo mucho lo que hemos hablado sobre la visibilidad durante los últimos años los autores de blogs enfermeros y los profesionales que hacemos vida en la Web2.0; así como estudiantes y docentes en el amplio mundo virtual que la red representa.

Con nuestra presencia en blogs, redes sociales, revistas de enfermería, es posible que avancemos hacia un mayor reconocimiento de nuestra profesión… pero, ¿en qué medida? ¿Cómo podemos medir el impacto que tienen nuestras acciones en la Web desde un punto de vista cuantitativo? No sólo se trata del impacto que podamos tener sobre la labor de otros profesionales que nos leen, sino también directamente con el enfermo que necesita de nuestros cuidados.

1

(http://www.photl.com/383051.html)

Los nuevos conceptos, la evidencia científica, las reflexiones, la educación continua, es decir, todo de lo que el profesional de enfermería se enriquece en la red debe ser llevado a la práctica del día a día, en nuestra relación con la persona necesitada de cuidados, porque si no nada de esto tendría sentido.

En mi blog hablemosdeenfermeria.blogspot.com intento dar a conocer aspectos relacionados con la enfermería en general, pero específicamente busco conseguir contenido nuestro, venezolano, y siento que nuestra enfermería esta tomando impulso gracias al aumento de la producción de investigaciones para revistas científicas, desarrolladas en nuestro país en el último año.

Muchas veces me he preguntado si es correcto decir que los enfermeros somos invisibles, sólo por el hecho de que a pesar de nuestros grandes esfuerzos en el cuidado del paciente nuestra labor no es lo suficientemente valorada. No de la manera que es valorado el personal médico. Eso ya lo sabemos, a la hora de agradecer todos hablan del médico, nadie habla de la enfermera. Pero a pesar de eso, aún así, no me gusta pensar que soy invisible, porque aunque no reciba aplausos al final de mi labor, los salarios sean bajos, y no tengamos la
suficiente atención, recibir la sonrisa agradecida de un sólo enfermo que sí logro verme y ver mi esfuerzo me basta, ahí es donde sonrío con satisfacción dentro de mí y digo: -¿vieron eso?, ¡¡no soy invisible!!

Se que muchos dirán que la visibilidad es otra cosa, y que abarca muchos otros aspectos, como por ejemplo la lucha de los enfermeros españoles por lograr la prescripción enfermera. Cada lucha de cada enfermería en cada país representa la lucha por el reconocimiento y el avance en nuestra profesión en general, por las cuales seguiremos emprendiendo caminos en los hospitales, de la red y donde corresponda, pero incluso así, aún así, con todo lo que nos falta por emprender, siento que puedo decir:¡Soy enfermera y no soy invisible!

#12visibles12M: Cristina Vicente: una mirada docente.

cristina2

 

Cuando conocí a Cristina, hace ya un par de años, me pareció el ejemplo de lo que en ámbitos de liderazgo se denomina líder en contraposición del concepto “jefa”. No tiene despacho propio, pese a ser la máxima responsable académica de CEISAL, sino que comparte mesa, conversación y café mañanero con su equipo, sin distinción.

Lleva muchos años en la formación de profesionales, y en la actualidad gestiona la parte académica de un proyecto que, pese a su juventud, aglutina experiencia y ha sabido posicionarse en el ámbito de la formación EIR y de oposiciones en la Comunidad Valenciana.

Cristina nos ofrece esa mirada de docente experta, y nos cuenta cómo ve a los profesionales que se forman en sus aulas, sus ilusiones y sus realidades.

ENFERMERÍA, COMPROMETIDOS CON LA SALUD

por Cristina Vicente, Directora Académica de CEISAL

Afortunadamente no suelo necesitar cuidados médicos a menudo, pero cada vez que he estado en el hospital o en el centro de salud, cada vez sin excepción, he pensado que sin vosotros, los profesionales de la salud, sería muy difícil que todo funcionara con los requisitos mínimos necesarios. Quiero expresar pues, mi agradecimiento a toda la labor que realiza el colectivo de enfermeros y comentaros en este post algunas reflexiones sobre la profesión a las que me lleva, no sólo mi experiencia como como paciente o familiar de paciente sino, sobre todo, el contacto con nuestros profesores y alumnos en Ceisal, profesionales comprometidos con la salud, que cada día se esfuerzan por mejorar y especializarse en un mundo competitivo y no siempre justo en la recompensa del esfuerzo realizado.

Como ciencia de la salud, la Enfermería se dirige hacia el cuidado de las personas, las familias y la comunidad en todas las etapas del ciclo vital y en sus procesos de desarrollo. Esta profesión implica dedicación, compromiso, espíritu de lucha y las ganas de poner sus conocimientos a disposición de todos nosotros para acompañarnos en nuestro autocuidado.

cris

Profesionales con objetivos compartidos que desarrollan su profesión basándola en el bien social y en códigos éticos y normativa que regulan su práctica de forma autónoma.

Pero, ¿qué significa “comprometidos con la salud”? Compromiso como declaración de principios que, como todo en esta vida, hace referencia al cumplimiento de las obligaciones que cada uno nos ponemos con lo que nos proponemos o nos han encomendado. En este caso, los enfermeros estáis comprometidos con la salud, vivís, planificáis y reaccionáis de forma adecuada para conseguir sacar adelante una sociedad saludable.

No hay compromiso sin conocimiento, o dicho de otro modo, no podemos comprometernos con aquello que desconocemos. Por ello, es fundamental seguir trabajando y seguir formándose en una profesión en la que el Longlife Learning es la característica clave: el aprendizaje permanente en todos los niveles y estados de la vida cobra su máxima expresión en las profesiones sanitarias. El aprendizaje para toda la vida es una competencia o actitud básica para el éxito en cualquier profesión pero, en el sector sanitario nos garantiza, además, que los profesionales de la salud tenéis las competencias necesarias que contribuyen directamente al mantenimiento del bienestar de la sociedad durante toda vuestra vida profesional.

Asimismo, es de gran importancia la labor que están realizando todos los profesionales de Enfermería para mejorar la práctica y fomentar el avance de la profesión, algo que desde las aulas los docentes están día a día inculcando a unos alumnos comprometidos con su desarrollo personal y profesional pero, fundamentalmente, comprometidos con la salud

Un compromiso que, en este caso, se define como un contrato no escrito con la sociedad y que desde aquí quiero agradecer una vez más.

#12visibles12M: Carlos, una mirada desde la tecnología.

carlos

 

Cuando conocí a Carlos tenía un proyecto realmente innovador. Su asignatura en la Universidad de Salamanca, donde imparte Tecnología a las futuras enfermeras, era diferente a las demás. Sus alumnos tenían que realizar un proyecto de blog en el que contasen sus experiencias durante las prácticas, llevando así a la realidad (virtual) la teoría impartida en clase. Salieron numerosos blogs interesantes con alumnos con buena prosa, y ojalá alguno de ellos perdure en el tiempo. Lo importante es que, lejos de enfocar su asignatura a una vertiente teórica, buscó la fórmula para que sus alumnos tuviesen contacto directo con algunos de quienes estamos en las redes sociales con perfiles profesionales, compartiendo e interactuando como ellos.

¿Qué visión tiene un informático de las nuevas tecnologías en enfermería?¿cómo ve a las nuevas generaciones de enfermeras, llamadas a liderar ese cambio que todos ansiamos? ¿Estarán suficientemente preparadas para afrontarlo?

Las respuestas, en letra de Carlos

Tres años en Enfermería.

por Carlos Iglesias (@ciga0001)

Antes de nada, me gustaría presentarme. Me llamo Carlos Iglesias Alonso y desde el año 2013 al año 2016 he sido profesor de la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de Salamanca. Y digo he sido, porque éste es mi último curso, ahora lo detallaré más.

Mi profesión real (a jornada completa) es profesor técnico de formación profesional de Informática, puesto que vengo desempeñando desde el año 2007 (y parece que fue ayer). En el 2013, surgió la posibilidad de colaborar con la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia para impartir las asignaturas de Informática y TIC del Grado en Enfermería. Sin embargo, en este 2016, han aparecido otros retos profesionales (por sorpresa) que debo intentar abordar y me impiden poder continuar.

Antes de continuar, quiero agradecer a Isidro y Fernando su buen hacer y que hayan querido contar con un “informático” para contar sus vivencias en el Día Internacional de la Enfermería, 12 de Mayo de 2016.

Aterricé en septiembre de 2013, y lo primero era adaptarme a mi nueva experiencia. Se trataba, desde mi punto de vista, de dejar de lado la informática como tal y adaptarme a las necesidades de los alumnos, haciendo cosas que les puedan servir en su futuro académico y profesional y que les puedan permitir conocer a profesionales de Enfermería antes de finalizar sus estudios (algo que me parece esencial).

carlos2

Por ello, aprendí a desenvolverme en la eSalud y aluciné al observar el trabajo que hacen muchos profesionales de Enfermería en la red: blogs, perfiles en redes sociales, congresos virtuales; se han convertido en una absoluta realidad en la profesión, que la enriquece y aporta gran valor añadido. Considero que la difusión de cuestiones relacionadas con la salud es fundamental, ya que es lo más importante que las personas tenemos. No hay mucho más.

Sencillamente siento admiración por todos esos profesionales de Enfermería que tras realizar su turno de trabajo siguen colaborando en la creación de “la red global de aprendizaje” que existe en la red. Os tengo que dar las gracias. A un informático como yo, le habéis ayudado mucho a conocer vuestra actividad y que las TIC constituyen, ya, una herramienta fundamental de difusión y aprendizaje.

Es verdad que todavía existen muchos profesionales de Enfermería que no utilizan demasiado estas herramientas, pero, dos cosas: los que las utilizáis cubrís su espacio sin duda y las nuevas generaciones, con un poco de asesoramiento, descubren su importancia y se vuelcan, como he podido observar.

Para mí esta experiencia, ha tenido dos dimensiones: personal y profesional, que se han solapado en el tiempo. La profesional, los tres años que he dado de clase, me han servido para conocer el Grado en Enfermería de la Universidad de Salamanca y mi valoración es muy positiva: mantienen el equilibrio perfecto entre clases y prácticas clínicas. Se observa que está hecho por y para los alumnos y eso me parece brillante.

A los profesores de la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de Salamanca, darle las gracias por lo fácil que le han hecho, a alguien de un perfil muy diferente, sentirse integrado y formando parte de Enfermería. Grandes profesionales, con todas las letras. Gracias. Os recordaré siempre.

Vamos con la dimensión personal. A lo largo de estos años, además de interactuar con los alumnos en las aulas, a veces por cosas muy buenas y otras no tanto, mi “pequeña” familia y yo hemos pasado tres veces por el hospital: embarazo de riesgo, parto e infección respiratoria del peque. A lo largo de estos tres años, en clase descubrí que la motivación de los alumnos en Enfermería es evidente, se les nota el interés por las personas, su dimensión humana es impresionante. Pero, el hecho de haber estado tres veces en el hospital y poder observarlos allí me ha servido para darme cuenta de una cosa: los profesionales de Enfermería que se vayan jubilando, pueden estar tranquilos, los profesionales que vienen son brillantes, conocen el significado de cuidar a alguien y de acompañarlo en el proceso de estancia en el hospital, principalmente, cuando las cosas parece que no van bien.

A mis alumnos de estos años (2013-2016), deciros que os he aportado y ayudado todo lo que he podido y que muchas gracias por cuidarme cuando lo he necesitado.

Por último, como he oído muchas veces a mis alumnos, ía, ía, ía, arriba Enfermería.

Gracias a todos por estos tres años.

#12Visibles12M: Marta, la mirada de una poeta.

CZ-wPuXWQAAa7Ac

Marta es el futuro. En un par de años el presente.

Estudiante de tercero de Enfermeria en Madrid, casi puedes saber el humor que tiene ese día según su pelo esconda en mayor o menor medida su rostro en la foto de Instagram. Tiene ese afán inconformista que la hace vivir en un estado de excitación permanente, de hipersensibilidad tanto para lo bueno como para lo malo. Y como buena nativa digital, las redes sociales son un vehículo tan válido como cualquier otro para expresar lo que siente. Sin cortapisas. Sin pensar si es o no políticamente correcta. Desde su invulnerabilidad moral.

Ella aun no lo sabe, pero esa personalidad arrolladora es la que necesita la enfermería que viene, la que tomará nuestro relevo, la que hará evolucionar la profesión, con líderes renovados e inconformistas, que protesten contra lo que les parece injusto, que rompan el status quo en el que se han acomodado algunos.

Captura2

Le invité a participar de un modo diferente en este proyecto, con aquello que se mete en su alma, apacigua su corazón y despierta su pluma. Le pedí que explicara sus experiencias haciendo bailar sus sentimientos ante otros enfermeros, como tú y como yo.

Le pedí que escribiera poesía.

 

 

Con V de valentía

por Marta González (@littlegoldowl)

He caminado sola entre los pasillos eternos de este cementerio de ilusiones y miedos.

He caminado en el silencio de una máquina apagándose, en el silencio de una vida marchándose que deja tras de sí un charco de dolor.

He caminado entre los cables y las bombonas, entre las drogas que nos atan.

He visto a la muerte, la he mirado directamente a los ojos de quien la espera y he escuchado los gritos que calla retumbando en su caja torácica, temiendo salir por miedo a un “sí”.

He atado de pies y manos a la libertad y me he sentido verdugo de los límites de lo humano cada vez que he oído gritar y me ha comido la impotencia.

He sido el espectador más privilegiado de la vida humana, de las idas y venidas.

Llevo en los bolsillos las lágrimas de quienes entran sin saber por dónde, cómo ni cuando saldrán.

O ni siquiera si lo harán.

He sostenido vidas de cuatro días entre mis dedos, y escuchado historias de quienes llevan más de cien años pisando este mundo.

He palpado la piel enferma y he abrazado manos que, sin conocerme de nada, me pedían que no las soltase.

He vivido con todos y cada uno de ellos el temor y la incertidumbre, y he acompañado en el sufrimiento ajeno hasta sentirlo mío, hasta dejar que penetrase en mis entrañas y se adueñase de mi cuerpo.

He temido no ser suficiente, no tener palabras o no abrigar con suficiente fuerza. Y el pánico que me recorre cada vez que me enfrento a algo nuevo me ha paralizado hasta dejarme muda.

Pero sigo. Y no por mí, ni por vencer mis miedos. Sino por ellos.

Sigo por cada una de las personas, sigo por sus sonrisas y su agradecimiento, por cada palabra, cada gesto y cada abrazo.

Sigo porque el terror que me infunde este mundo tan enorme no es nada comparado con la satisfacción de sentir que cuidas, atiendes, y sujetas vidas entre tus manos.

Sigo porque estoy haciendo de la entrega a los demás no solo mi profesión sino mi forma de vida. Sigo, porque el mundo es de los que luchan por sus sueños.

Y vocación, se escribe con v de valentía.

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.955 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: